• ¿Te gustaría viajar a este destino?

Ubicación Reserva Ahora!

El sitio arqueológico toma su nombre de la comunidad de Santo Domingo de Palenque fundada, posiblemente, durante el siglo XVII. Hacia finales de este siglo el sitio fue reconocido como vestigio de una gran ciudad. En 1874 fue dada a conocer por Antonio del Río, quien viajó con Antonio Bernasconi y José Antonio Calderón desde la ciudad de Guatemala hasta Palenque para rendir un informe a la Real Audiencia. A partir de esa fecha las visitas y los trabajos de especialistas se multiplicaron, lo que ha dado como resultado un mejor conocimiento del sitio, sus habitantes, su cultura y su participación como centro político en una región amplia del área maya. La evolución arquitectónica de Palenque, la vasta red comercial que la vinculaba con el área maya además de con otras distantes regiones de Mesoamérica, hacen de este lugar uno de los más importantes del mundo maya. El sitio está formado por más de 200 estructuras arquitectónicas, diferentes en tamaño y complejidad, adaptadas a la topografía del terreno que se extiende en una superficie de 2.5 kilómetros. El eje mayor del sitio está orientado de este a oeste, y el menor, de un kilómetro, de Norte a Sur.

Sobre las últimas estribaciones de la Sierra Madre de Chiapas, en el límite con la llanura costera del Golfo de México, en medio de un paisaje de selva alta y con gran abundancia de agua en superficie, se fundó Palenque como una reducida aldea dedicada a la agricultura, posiblemente hacia el año 100 antes de Cristo dentro del periodo llamado Formativo (2500 antes de Cristo-300 después de Cristo).

Durante el Clásico Temprano (300-600), evolucionó hasta convertirse, en el Tardío (600-900), en el centro rector de una vasta región de lo que hoy es Chiapas y Tabasco. Palenque alcanza así su máximo desarrollo, expresado en la complejidad de su arquitectura, su cerámica y, de manera especial, en las inscripciones.Mediante la interpretación de las inscripciones y del resto de la información arqueológica, se conocen hoy los nombres de los gobernantes y personajes principales; por otra parte, es posible establecer fechas de nacimiento, celebración de matrimonios, inicio y final de las conquistas militares, identificar alianzas y determinar rituales y la precisión del calendario de este sitio arqueológico.

Si se ingresa a la zona por la parte media, a la derecha se observa una gran plataforma, sobre la que se asientan los edificios XII y XIII, conocida como el Templo de la Calavera, nombre que se le asigna por un relieve que se encuentra en la parte baja de una pilastra; este es un templo de dos crujías orientado al Norte. El Edificio XIII, también de dos crujías, sólo conserva restos del arranque de sus muros.

Templo de las InscripcionesAl Este se levanta una de las estructuras no sólo mejor conservadas, sino también de la que se posee mayor información; se le conoce como el Templo de las Inscripciones debido a tres grandes tableros de roca caliza con inscripciones jeroglíficas que se encuentran en su interior. Esta estructura, de basamento escalonado y templo en la parte superior, se encuentra decorada con relieves modelados en estuco.

Desde su interior se llega, a través de dos tramos de escalinata, a una imponente cripta funeraria en cuyo centro se localiza el sarcófago del Señor Escudo II, quien gobernó Palenque entre los años 680 a 720. El sarcófago, la monumental lápida que lo cubre y los muros de la cripta, están decorados con bajorrelieves en los que se expresa no sólo el nombre, origen y ancestros del personaje, sino también una gran escena central en que se recrea la muerte del Señor de Palenque; en ella también se aprecian la banda celeste y diversas deidades, signos y símbolos que, en conjunto, representan una síntesis de la cosmovisión maya.

El PalacioEstá situado hacia la parte media y central de la ciudad arqueológica, debe su nombre a su composición que incluye cuatro patios, largas crujías y una torre arqueológica. Esta gran estructura es el resultado de un sinnúmero de transformaciones arquitectónicas ocurridas a lo largo de más de 400 años. Prueba de su complejidad es la gran variedad de elementos presentes en él y que distinguen su arquitectura; es decir, basamentos escalonados, escalinatas, patios, corredores, galerías subterráneas, pasadizos, ventanas, vanos, dinteles, drenajes, tableros con escritura jeroglífica, tableros escultóricos y amplias decoraciones en estuco en las cuales aún se conservan restos de policromía.Destaca del conjunto una torre de cuatro cuerpos, en cuyo interior hay una escalinata que conduce a la parte alta.

Edificio XConsiste en una plataforma baja con una escalinata orientada al Sur; está conformada por grandes bloques de roca. Se identifican ahí algunos elementos arquitectónicos como son los muros del templo y parte de los cuerpos del basamento. La estructura en su conjunto aún requiere de nuevas exploraciones.

Juego de PelotaSobre la plataforma descrita en el párrafo anterior se ubican otras dos plataformas paralelas que formaron la estructura para el juego de pelota, éstas también requieren de trabajos de exploración y consolidación.

Templo del CondeEn la siguiente terraza, hacia el extremo sur, se localiza, en primer plano, el llamado Templo del Conde, nombrado así por Frederick Waldeck quien, se dice, habitó aquí durante el tiempo que permaneció en el sitio. Este edifico consta de un basamento de cinco cuerpos escalonados; la fachada principal está orientada al Este. En la parte superior se ubica el templo que aún conserva todos sus componentes arquitectónicos.

Conjunto NorteA la izquierda y limitando el sitio en su extremo norte, se localiza este conjunto; está formado por cinco templos sobre sus respectivos basamentos, hoy se presentan como si se tratara de uno; sin embargo, seguramente obedecen a diferentes momentos de construcción.

El AcueductoHacia el sureste se localiza el arroyo Otolum, que cruza el sitio de Sur a Norte, razón por la cual se construyó un puente en el extremo norte, en el llamado Baño de la Reina. Aguas arriba se le cubrió, en la sección que corresponde a la fachada este del Palacio. Con esta construcción, denominada El Acueducto, se unieron dos importantes secciones del sitio.

Templo de la CruzEn el extremo sureste, en un nivel superior al de los cuerpos antes descritos, se localiza una gran plaza cuyos límites están formados por varios edificios. Al Norte se ubica el Templo de la Cruz, imponente basamento escalonado orientado al Sur que conserva, entre otros elementos, la crestería, muro calado que remataba el conjunto; de este elemento destacan los restos de su profusa decoración modelada en estuco.

En su interior hay un pequeño templo a manera de santuario cuya entrada está flanqueada por dos lápidas talladas en bajorrelieve; en ellas se representa a dos personajes masculinos ricamente ataviados; uno de ellos es un anciano que está fumando. En su tablero central, exhibido en el Museo Nacional de Antropología, aparece, al centro, el monstruo de la tierra, del cual brota una planta de maíz en forma de cruz sobre la que descansa una ave fantástica; a cada lado de la planta hay un personaje que contempla la escena.En las inscripciones jeroglíficas aparece la fecha correspondiente al año 642.

Templo XIVSe localiza al Oeste; en su interior muestra tableros con inscripciones y personajes, así como signos y símbolos.

Templo del SolEs el mejor conservado, ya que se distingue, sobre el segundo cuerpo, la crestería y parte de la decoración modelada en estuco.

Edificio de la Cruz FoliadaSe localiza al Este. Su nombre proviene del tablero que se puede admirar en su interior y cuyo elemento principal se creyó representaba una cruz. La totalidad de la fachada de este edificio se perdió, por lo que sólo se conserva completa la segunda crujía. La plaza se extiende hacia el Sur, en donde, seguramente, existen por lo menos siete edificios más que aún no han sido explorados.

Templo del Bello RelieveEstá ubicado sobre la margen izquierda del arroyo Otolum, aguas arriba, atrás del Templo de las Inscripciones. En el siglo XIX se encontró en este templo un relieve –hoy desaparecido– en donde se podía apreciar un personaje ricamente ataviado, sentado con las piernas entrecruzadas sobre un trono cuyos soportes eran unos felinos.

Museo de SitioSe exhiben diferentes objetos recuperados durante los trabajos de campo; destacan lápidas trabajadas en bajorrelieve, restos de figuras de estuco y glifos que formaban parte de la decoración arquitectónica; piezas de cerámica, diversos objetos de concha, jade y obsidiana procedentes de tumbas y cuya presencia en Palenque se explica mediante el funcionamiento de una amplia red de intercambio comercial, en el Museo se exhibe una Replica de la Tumba del rey Pakal.